Agustín de Iturbide, Libertador y Emperador de México.

“¡Mexicanos!, en el acto mismo de mi muerte, os recomiendo el amor a la patria y observancia de nuestra santa religión; ella es quien os ha de conducir a la gloria. Muero por haber venido a ayudaros, y muero gustoso, porque muero entre vosotros: muero con honor, no como traidor: no quedará a mis hijos y su posteridad esta mancha: no soy traidor, no…”

Anuncios

INTRODUCCIÓN.

Caía la tarde de aquel 19 de Julio de 1824, en el pueblo de Padilla en el estado de Tamaulipas. El Ex Emperador Agustín I de Iturbide, escoltado por un grupo de militares avanzaba hacia su destino final; El muro de fusilamiento afuera de la legislatura del pueblo.

El soldado escolta que le acompañaba, quitándole los grilletes quiso colocarle una venda en los ojos, viendo este como Agustín levantando la vista, miro a la gente del pueblo que se encontraba presente y a los soldados que se encontraban en formación de pelotón, después permitiendo que le fuera colocado el paño en los ojos; después de esto, dijo a toda voz: “¡Mexicanos!, en el acto mismo de mi muerte, os recomiendo el amor a la patria y observancia de nuestra santa religión; ella es quien os ha de conducir a la gloria. Muero por haber venido a ayudaros, y muero gustoso, porque muero entre vosotros: muero con honor, no como traidor: no quedará a mis hijos y su posteridad esta mancha: no soy traidor, no…”

Tan solo unas horas antes había escrito una carta a su esposa, Ana María Huarte de Iturbide, donde se despide de ella y de sus hijos: “Ana, la legislatura va a cometer en mi persona el crimen más injustificado, acaban de comunicarme la sentencia de muerte por el delito de proscripción (…) Dios sabe lo que hace y con devoción me someto a su sagrada voluntad…”

A menos de tres años de haber triunfado en la lucha iniciada por el cura Don Miguel Hidalgo casi 14 años atrás. El, quien dio fin a la guerra y unió al país dándole la tan anhelada independencia de la Corona Española, era acusado de traición a la patria y condenado al muro de fusilamiento.

images (5)

De la descarga hecha por el pelotón recibió tres impactos, uno en el costado derecho y dos de ellos en la cara, terminando la vida del hombre que con sus ideales dio fin a once años de la llamada guerra de Independencia y por aclamación popular Emperador de México… Agustín I.

Así termino la vida de quien logro el punto más alto en el gobierno del país, ser el emperador americano del primer Imperio Mexicano… Lleno de orgullo patriótico, ideales, y amor a su tierra, con sus 40 años de edad, Iturbide no imagino que el país al que le dio libertad, satanizaría, y llenaría su historia de falsedades su nombre, tratando de condenarlo al olvido.

A pesar de su trágico final, Agustín durante toda su vida disfruto de la buena fortuna. Esta, es parte de su biografía.

SUS INICIOS.

El 27 de Septiembre de 1783, en Valladolid, hoy Morelia; nace Agustín Cosme Damián de Iturbide y Arámburu, en el seno de una familia acomodada, por parte de su padre, José Joaquín de Iturbide era de origen Navarro, pero su madre, María Josefa de Aramburu y Carrillo, era totalmente criolla, descendiente de Juan de Villaseñor, uno de los fundadores en 1540 de la ciudad de Valladolid.

A los quince años se dedicaba a la administración de una de las haciendas de su padre “la Hacienda de Quirio”, donde adquiere toda la habilidad que le va a hacer merecedor del apodo con que sería conocido: “EL DRAGÓN DE HIERRO”, por ser un gran jinete y conocedor de los terrenos campiranos, sabiendo cómo moverse por estos terrenos, a los 16 años toma la decisión de dedicarse a la vocación militar.

Por esas fechas la creación del ejercito Novohispano, por parte de Carlos III de España, dio a los jóvenes criollos la oportunidad de ser parte de la milicia en el virreinato, aunque los rangos más altos eran reservados para los Españoles Peninsulares; en esta etapa de su vida, logro un ascenso vertiginoso, logrando a los 22 años el rango de teniente dentro de la infantería de Valladolid.

En Febrero de 1805, contrae nupcias con quien sería su esposa, Ana María Huarte, y cabe aclarar que según las tradiciones de la época, este, no era un matrimonio arreglado, pero sí de interés para Agustín por ser ella hija del hacendado más poderoso de la región de Valladolid, y de todo el estado.

En 1807, es enviado al Cantón de Jalapa, lugar donde muchas de las milicias Americanas estaban siendo enviadas porque se estaba esperando un ataque por parte de las fuerzas Británicas; a este lugar llegaron militares de otros lugares también como eran Ignacio Allende, Juan Aldama, José María Michelena, Félix María Calleja, entre muchos otros, siendo este punto, donde se conocieron y entablaron amistad entre muchos de ellos también.

LA GUERRA DE INDEPENDENCIA Y LA OFERTA DE HIDALGO.

En la primera década del S. XIX, Agustín de Iturbide se había consolidado económica y militarmente, seguía ascendiendo como figura militar; encaminándose a su cita con la historia, en la Nueva España que estaba por cambiar de curso en 1810.

Tras su matrimonio; Iturbide, Adquirió la hacienda de san José de Apeo, relativamente cerca a la de un cura criollo llamado Miguel Hidalgo y Costilla con quien comparte parentesco, ya que ambos descienden de Don Juan de Villaseñor, así que ambos se conocían, al grado que Hidalgo debió haber convivido con el papa de Iturbide y con la familia en general, porque el vivió muchos años en la ciudad de Valladolid, motivo por el que conoció a la familia De Iturbide y a casi todas las familias de la ciudad.

images (6)

En 1810, el grito de Dolores dado por Hidalgo, provoco que miles de indígenas se lanzaran a matar Españoles, así como a saquear y destruir sus propiedades entre ellas la de don José Joaquín de Iturbide, padre de Agustín, siendo este entre otros motivos que provoco la repugnancia de Agustín de Iturbide hacia el movimiento alcista de Hidalgo.

De Iturbide, era producto y beneficiario del orden Colonial establecido en la época, por eso era lógico y natural se estuviera en contra de una insurrección como la iniciada por Miguel Hidalgo que amenazaba entre otras cosas a destruir los pilares de la monarquía Española establecidos en México.

Nota: En sus memorias, escritas estando en el exilio en Italia. Expresaba su aversión por el movimiento de Hidalgo. “En el año de 1810, cuando hizo explosión la revolución proyectada por Don Miguel Hidalgo, cura de Dolores, quien me OFRECIO la faja de Teniente General, la PROPUESTA era seductora para un joven sin experiencia y en edad de ambicionar, la RECHACE sin embargo porque me di cuenta que los planes del cura estaban MAL CONCEBIDOS”.

Hidalgo y los que lo sucedieron siguiendo su ejemplo, DESOLARON el país, DESTRUYERON las fortunas, radicaron el ODIO entre Europeos y Americanos, SACRIFICARON millares de víctimas, OBSTRUYERON las fuentes de riqueza, DESORGANIZARON el ejército, ANIQUILARON la industria, hicieron de PEOR condición la suerte de los Americanos, excitando más la vista de los Españoles en contra de los AMERICANOS, CORROMPIENDO las costumbres, con esto, LEJOS de lograr la INDEPENDENCIA, AUMENTARON los obstáculos que a ella se OPONIAN…”

Muchas personas se preguntan porque Iturbide no se unió a Hidalgo, en esta memoria quedo plasmado el motivo principal. Mas debemos entender que la gran mayoría de los criollos que habitaban en las provincias de la nueva España, seguían fieles a la corona española; algo que influyo en la mentalidad y deseos de Agustín de Iturbide se dio después del ataque BRUTAL a la ALONDIGA DE GRANADITAS y junto con ella LA TOMA DE GUANAJUATO, que marco un parte aguas en la gente que quería la independencia o la autonomía de la corona española; vieron después de este capítulo, que ese NO ERA EL CAMINO, que no era la forma en que deseaban ser libres, entendiendo Agustín, que las formas que se estaban usando no eran las correctas para los fines que se buscaban.

LAS BATALLAS DE LAS CRUCES Y DE LOMAS DE STA. MARIA.

La nueva España, se comenzaba a sumergir en un cruento derramamiento de sangre y en un largo periodo de autodestrucción, y es en este periodo donde Agustín de Iturbide, quedando en medio de sus ideales de libertad y su lealtad como militar a la corona, comienza a brillar con luz propia.

Un capitulo que se suscitó en Octubre de 1810, Miguel Hidalgo, se desplazaba por el Bajío, ganando terreno para las tropas insurgentes, el General Torcuato Trujillo que estaba al mando de las fuerzas realistas en el cual militaba Agustín de Iturbide, fue enviado a detener a Hidalgo que se encontraba ya muy próximo a la capital, siendo este encuentro: LA BATALLA DE LAS CRUCES…

Iturbide tuvo una actuación destacada en dicha batalla que le catapulto en su carrera militar siendo nombrado Capitán, y en los primeros cinco años de la guerra de Independencia gano todas las batallas de su campaña; motivo por el cual el virrey FELIX MA. CALLEJAS, de dio el mando de Celaya y después el poder supremo militar en la provincia de Guanajuato, lugar donde se encontraba lo fuerte de la guerra.

Uno de sus triunfos más importantes de Agustín de Iturbide fue el que consiguió contra su coterráneo José María Morelos y Pavón, la noche del 23 al 24 de Diciembre de 1813 (Batalla de las lomas de Sta. María), Las tropas insurgentes, que sumaban alrededor de 5600 hombres, atacaron Valladolid al mediodía del 23 de diciembre, comandadas por Hermenegildo Galeana, Nicolás Bravo, Mariano Matamoros y José María Morelos, quien había escrito a Agustín de Iturbide, comandante general de la plaza, intimándole la rendición de la ciudad. Iturbide, negándose a la petición; por la noche, literalmente jugo con las tropas insurgentes. Se mete entre las tropas y les pega a uno, se retira y después al otro grupo que se encontraban en las bases de las lomas, provocando que en la confusión, se comiencen a disparar unos a otros provocando que los propios insurgentes se maten entre ellos.

LA INDEPENDENCIA Y LA CRUELDAD.

Sus logros militares se debieron en gran medida a que era duro y exigente con los soldados a sus órdenes, pero dentro de la historia escondida se dice que Iturbide era CRUEL Y SANGUINARIO.

Para entender la guerra de Independencia en general, y entender a Iturbide en particular; debemos entender que este camino de libertad a cualquier costo lo inicio Hidalgo, el camino hacia la LIBERTAD, pero también el camino de la CRUELDAD… El episodio de la toma de la Alhóndiga de Granaditas, abrió el camino hacia lo más cruel de los independentistas y por consiguiente la respuesta en el mismo nivel de los Realistas. Porque Hidalgo al realizar las “degollinas” en la Alhóndiga, provoco que el Virrey Callejas respondiera con el mismo nivel de crueldad. Dentro de la guerra de Independencia, HIDALGO FUE CRUEL, CALLEJAS FUE CRUEL, MORELOS FUE CRUEL, ITURBIDE FUE CRUEL… TODOS LOS LIDERES INDEPENDENTISTA Y REALISTAS, FUERON CRUELES.

Iturbide fusilo, y fusilo a demasiados pero eran combatientes, insurgentes o bandidos y con estos últimos, ahí si no tuvo ninguna duda en fusilar a los bandoleros.

Agustín de Iturbide, estando en plena guerra de independencia se da cuenta que no era una guerra ordinaria de un ejército contra otro ejército, se da cuenta que el ejército INSURGENTE son CELULAS pequeñas que van diezmando al ejercito realista, que es una de las primeras si no es que la primer guerra de guerrillas y se da cuenta que tiene que combatir de un modo distinto a como se enfrenta a un ejército regular, por lo que comienza a combatirlos atacando a pueblos pequeños que aunque no tienen insurgentes los ataca por apoyar a estos, como ejemplo está el caso de las mujeres de Pénjamo, donde Iturbide detiene y traslada encadenadas a la cárcel, a mujeres por sospecha de apoyar a los insurgentes, pese a que no pudo demostrar que estas mujeres estaban apoyando activamente a los independentistas, y es bueno hacer ver que para las reglas militares de esa época, tratar así a las mujeres, no era digno de un militar, y menos para alguien con el rango de Iturbide.

LA PRIMER DERROTA, Y EL SUEÑO DE LIBERTAD.

En 1815, Iturbide había luchado bajo la bandera Realista por 5 años sin conocer la derrota, en sus cartas dice: “Siempre fui feliz en la guerra, la victoria fue compañera inseparable de las tropas que mande, no perdí ni una acción, batí a cuantos enemigos se me presentaron con fuerzas superiores en ocasiones de uno a diez, o de ocho a veinte”.

Cuando las fuerzas de Iturbide estaban por tomar el cerro del Coporo, el general Llanos, un general Español, ordeno la retirada, provocando así la única derrota de Iturbide; Esa misma noche, un abatido Iturbide, comentaba al Brigadier Vicente Filisola, su ardiente y secreto anhelo de Independencia.

EL ESCANDALO Y EL RETIRO.

Pocos meses después, el nombre de Iturbide se vio envuelto en un escándalo, se le acuso de crueldad y corrupción, lo cual provoco su alejamiento del mando militar. Se le acusaba también de provocar saqueos e incendios y realizar comercio ilícito, estas acusaciones venían de parte del cura Antonio de Lavarrieta, un sacerdote muy amigo del cura Hidalgo, y seguidor secreto de la insurgencia, lo querían quitar del mando porque Iturbide estaba diezmando a los ejércitos independentistas al ser efectivo en los campos de combate.

“Todo, lo renuncie por delicadeza, retirándome a vivir según mi natural inclinación, retirándome a cultivar mis posesiones, la INGRATITUD de los hombres me había herido en la más sensible y su mala fe; me obligaba a evitar ser el blanco de sus tiros. Por otra parte, deshecho el mayor número de partidas disidentes y casi en tranquilidad el país, ya estaba libre del compromiso que seis años antes me obligo a tomar las armas”.

Es en este periodo de retiro (1816-1820), del cual no se tiene casi información, donde se fue gestando en su mente y corazón el plan de independencia por parte de él; también es en este periodo donde muchos historiadores, basados en un libro escrito en 1822 en Philadelpia Estados Unidos llamado: “Bosquejo de la revolución de Megico”, escrito por Vicente Rocafuerte, donde la imagen de Agustín de Iturbide es denigrada, atribuyéndole infidelidades, inmoralidades, negocios turbios, creando una relación amorosa con la famosa “güera” Rodríguez. Debiendo a este libro (que fue fuente prácticamente para todos los historiadores del S. XIX y del S.XX), mucho de la imagen que llega a nuestros días sobre Iturbide.

Nota: después de leer este librito, así como muchos de los escritos históricos sobre la independencia y las propias cartas dejadas por Agustín de Iturbide de su puño y letra, coincido con otro grupo de historiadores los cuales indican que fue en este periodo donde logro su gran madurez, y donde sentó su ideal y su papel en la independencia).

Después que el virrey Apodaca, diera los indultos a los independentistas que así lo desearan a cambio de dejar las armas, quedan en pie de guerra en el área de la tierra caliente, como Vicente Guerrero, Pedro Ascencio o Nicolás Bravo, algunos otros permanecieron ocultos, como Guadalupe Victoria.

A ver esto el Virrey Apodaca decide combatirlos para terminar la guerra y que el país vuelva a estar en calma con el nuevo sistema constitucional.

GUERRERO Y EL RETORNO A LA GUERRA.

Cuando se creía que el movimiento insurgente estaba terminado, surgió la figura de un luchador indomable, resistente al hambre, al frío y al calor, conocedor de las montañas del sur y que desde 1810, se había unido a los insurgentes; su nombre: Vicente Guerrero… invencible en su territorio y limitado fuera de él.

mexico1825

Guerrero constantemente ponía en apuros a las tropas realistas, establecidas en la montañosa región del sur, y comandadas por el Coronel Gabriel Armijo, ya que los atacaba continuamente y se movía de sitio; parecía un fantasma insurgente, que sólo se sentía cuando atacaba. El Virrey Apodaca, constantemente urgía a Armijo a que acabara con los insurgentes, dirigidos por Vicente Guerrero y por Pedro Ascencio Alquisiras.

Alquisiras, a principios de 1820, derrotó a los realistas en Tlatlaya y posteriormente los volvió a derrotar en Cerromel, haciéndoles grandes bajas y obligando al resto a huir. Sin embargo, los realistas se reforzaron con tropas de Toluca, Querétaro y Celaya, por lo que emprendieron un nuevo ataque, siendo nuevamente derrotados en Cerromel. Ante las derrotas constantes, el Coronel Armijo renunció a la Comandancia del Sur, quedando vacante el cargo.

Sin embargo, las derrotas sufridas por las fuerzas realistas en el sur, no tenían gran significado, para que surgieran nuevos grupos de insurgentes, toda vez que el gobierno virreinal controlaba el resto del territorio. Un hecho inesperado que se dio en España, cambió radicalmente el panorama para los insurgentes y para nuestro país.

A fines de mayo de 1820, el Rey de España Fernando VII, obligado por los liberales, juró la Constitución de Cádiz de 1812, lo que significaba que se activaran nuevamente los derechos establecidos, de la participación del pueblo en el gobierno y la libertad de imprenta. De inmediato, al saber del juramento del Rey, surgen en la Nueva España varias publicaciones, en especial en México, Puebla, Veracruz y Guadalajara.

Un grupo de la iglesia, encabezado por Matías de Monteagudo y varios ricos propietarios, que creían amenazada su fortuna, unido al gobierno virreinal, se reunió en la Casa de La Profesa de la Ciudad de México, para organizarse y tratar de impedir que la gente conociera la Constitución de Cádiz. Manifestó que el Rey no estaba libre y que, en tanto recobraba su libertad, el poder quedaba en manos del Virrey Apodaca, mientras regía la citada Carta Constitucional. Los conspiradores de La Profesa, para llevar a cabo su propósito, necesitaban de un jefe militar de prestigio, que tuviera la confianza de la gente, del alto clero y de los gobernantes.

El personaje seleccionado fue el entonces Coronel Agustín de Iturbide, quien residía en la Ciudad de México, sin mando de tropas. Iturbide era un militar criollo, destacado en la lucha contra los insurgentes, que se había distinguido por su carácter sanguinario y, en muchas ocasiones, acusado de malos manejos, como eran utilizar sus cargos para enriquecerse, vendiendo azogue a los mineros de Guanajuato a precios muy altos, comprando los granos a precios muy bajos y vendiéndolos muy caros, además de impedir que los comerciantes compitieran con él, por lo que lo acusaron con el Virrey, y éste lo suspendió de su puesto.

Aprovechando la renuncia del Coronel Armijo, de la Comandancia del Sur, el Sacerdote Matías de Monteagudo, del Grupo de La Profesa, recomendó a Iturbide ante el Virrey, para ocupar el puesto vacante, por lo que el 9 de noviembre de 1820, después de una entrevista con Iturbide, lo nombró Comandante General del Sur, recomendándole que acabara con los rebeldes del sur, o que tratara de atraerse a la causa realista, a Vicente Guerrero y a Pedro Ascencio Alquisiras.

Iturbide vuelve a vestir el uniforme realista y sale para combatir a Guerrero, pero en la mente de Iturbide estaba asentado un plan muy distinto a aquel que le propuso el Virrey, era un plan con el que finalmente se conseguiría la tan anhelada INDEPENDENCIA DE MEXICO.

EL NACIMIENTO DEL EJERCITO TRIGARANTE.

A finales de 1820; Guerrero se encontraba rodeado por las fuerzas Realistas, superiores en gentes y armas; había tenido algunas victorias fugaces contra Iturbide, pero su movimiento ya no era viable. Iturbide estaba dispuesto a dar a Guerrero el tiempo que necesitara, quería un encuentro para dialogar, no deseaba un encuentro armado, ni que se derramara más sangre, quería una alianza; pronto entablaron una relación por correspondencia,

Una de esas cartas dice: “Veo que no está usted dispuesto a deponer las armas y si a continuar la campaña que inicio el cura Hidalgo, ojala que pasando otros días, uno u otro quede convencido de la justa causa que nos conduce a batirnos en el campo de batalla…”

Nota: las personas por desconocimiento piensa que los combatientes en la guerra de independencia eran irreconciliables, pero durante el conflicto, era común que se intercambiaran cartas o notas a través de mensajeros entre los líderes de ambos bandos previo a las batallas o posterior a estas.

Esto lo realiza Iturbide con Guerrero, llegando a ciertas coincidencias en las mentalidades de ambos, entre ellas: la Independencia, pero también la necesidad de una constitución para que el país no caiga en el caos después de la independencia.

En una de estas cartas Guerrero responde a Iturbide: “Usted, equivocadamente ha sido nuestro enemigo y no ha perdonado medios para asegurar nuestra esclavitud. Pero si entra en conferencia consigo mismo, como será, que siendo americano, ha obrado mal que su deber le exige lo contrario, que su estado le ha puesto en las manos fuerzas capaces de salvarla y que si nada de esto sucediera, dios y los hombres, castigarían su indolencia, sepa usted distinguir y no confunda, defienda usted sus propios derechos y esto le labrara una corona más grande, decídase usted por los verdaderos derechos de la Nación entonces, tendrá la satisfacción de verme militar a sus órdenes, y conocerá a un hombre desprendido de la ambición e intereses…”.

A través de esta correspondencia Iturbide compartió con Guerrero “EL PLAN DE INDEPENDENCIA DE LA AMERICA SEPTEMTRIONAL” (PLAN DE IGUALA), que establecía el fin de la lucha y la creación de una monarquía Mexicana, independiente del Gobierno Español.

Guerrero decide subordinarse a Iturbide en la medida que este último le garantice dos cosas fundamentales para el… La Independencia Absoluta, y la igualdad entre razas y castas, cosa que la constitución de Cádiz no ofrece.

EL PLAN DE IGUALA, recoge todas las propuestas, desde 1808 a 1821, haciendo una síntesis de estas, Iturbide comenta que envió copias de este a varios amigos de diferentes corrientes de pensamiento, y que ninguno cambio, altero o agrego nada en el plan, Iturbide comenta que: “EL PLAN DE INDEPENDENCIA DE LA AMÉRICA SEPTENTRIONAL, lo hice yo”. Ese era el nombre real del PLAN DE IGUALA.

Finalmente 10 de Febrero de 1821, Iturbide y Guerrero, se reúnen en Acatempan, para firmar el plan de Independencia y reunir sus fuerzas bajo la bandera de un solo ejército, dándose un abrazo al encontrarse, siendo llamado este hecho como el “ABRAZO DE ACATEMPAN”.

images (1)

EL 24 DE Febrero de 1821, Iturbide y Guerrero lanzan el plan en la ciudad de Iguala, en poco tiempo, el plan atrajo y unió a gran parte de la población de la nación ya que el plan pues conciliaba los intereses y ambiciones de todos los grupos de la sociedad novohispana quienes vieron sus intereses reflejados y protegidos en este plan el cual constaban de 23 artículos y sus puntos fundamentales eran las llamadas “TRES GARANTIAS”: RELIGION, INDEPENDENCIA Y UNION; Representadas en una bandera recién formada y que portaba un ejército recién reunido, llamado: “EJERCITO TRIGARANTE”.

Iturbide, ferviente católico, creía que la religión católica era un elemento integrador de la nación, el plan de Iguala tiene todos los elementos de un estado, incluyendo el poder ejecutivo a través del Emperador, está prevista la regencia y la creación de un poder legislativo por un junta provisional gubernamental, la creación de un congreso por convocación posterior; Iturbide busca con este plan lo mejor para México y lo menos peor para España.

La bandera creada por Iturbide, representa las tres garantías del plan: el verde, representa la independencia, el blanco la religión, y el rojo la unión. Ahí es donde está la diferencia entre Iturbide e Hidalgo, y eso fue lo que termino la independencia: LA UNION.

Con el Plan de Iguala, Iturbide convence a Guerrero y demuestra que quiere la unión de todos: Criollos, Indígenas, Africanos, Asiáticos, Mestizos… (Por extraños motivos, muchos historiadores han procurado que esto no se vea, que no se estudie).

Ya en unión, y conformado el Ejército Trigarante, Iturbide, realizó dos campañas, la primera, de cartas, una campaña diplomática escribiendo a todas las personas que le pudieran apoyar, tanto del bando realista, como del bando insurgente, o incluso a personas que no militaban en ninguno de estos; entre ellos estuvieron: el rey, el virrey, altos oficiales militares, los cabildos, los ayuntamientos, los obispos, clero en general, es decir; su campaña podría llamarse “Epistolar” decidido a hacer un movimiento incruento para conciliar a los mexicanos, los frutos los comenzó a ver cuándo en Veracruz, Antonio López de Santa Ana se le unió, así como en el Bajío, Luis Cortázar y Antonio Bustamante, en Zitácuaro, Vicente Silizola, mientras por la otra campaña, el ejército trigarante tuvo victorias en Puebla de los Ángeles, Nueva Galicia, Valladolid, Querétaro y San Luis Potosí, en pocos meses, controlaban todos los puntos de interés en el país, a excepción del Puerto de Veracruz, Perote, Acapulco y la Ciudad de México.

“Seis meses bastaron para desatar el nudo que ahogaba los dos mundos, sin sangre, sin incendios, sin robos ni depredaciones, sin desgracias y de una vez sin lloros ni duelos; mi patria fue libre y transformada de Colonia en Grande Imperio” Agustín de Iturbide.

TRATADOS DE CORDOVA Y LA ENTRADA TRIUNFAL A LA CIUDAD DE MEXICO.

La corona había enviado a Juan O’Donojú, como representante legítimo del gobierno español, para reemplazar al virrey Francisco Novella, y en cuanto este entro al país por el puerto de Veracruz, se enteró de la situación en la que se encontraba la nación: UNIDA EN FAVOR DE LOS TRIGARANTES.

Nota: Se tiene de conocimiento que los abogados y diputados criollos prominentes como Manuel Ramos Arizpe, José Cayetano Foncerrada, Miguel Mariano Gonzales Lastiri, Antonio Joaquín Pérez Martínez, entre muchos otros, consiguieron que Juan O’Donojú fuera enviado como capitán general a la N. España; entonces es de pensar que él, tenia de conocimiento de la situación y que era parte de esta trama en el país.

Llegando a México, acepto entrevistarse con Iturbide en Córdoba, quien había ido a recibirle, se dice que el encuentro fue amistoso donde Iturbide presento EL PLAN DE INDEPENDENCIA DE LA AMÉRICA SEPTENTRIONAL, en el que se especificaba que la corona del Imperio Mexicano se ofrecería al Rey Fernando VII o algún miembro de su familia.

El 24 de Agosto de 1821, en la ciudad de Córdoba, Iturbide y O’Donojú firmaron “LOS TRATADOS DE LA VILLA DE CORDOVA” (así escrito córdoba en español antiguo). Siendo estos una extensión de EL PLAN DE IGUALA, pero con la adhesión de que en caso que Fernando VII o su familia rechazara la corona mexicana, el congreso de esta nueva nación podría designar a un nuevo Emperador; dejando abierta la posibilidad que el primer emperador, fuese un hombre Novo hispano, Los Tratados de Córdoba fue el primer documento firmado por ambas autoridades (Española y Mexicana) para aceptar la libertad del que desde entonces sería llamado “EL PRIMER IMPERIO MEXICANO”.

Siete meses después de proclamar su ahora llamado Plan de Iguala, Agustín de Iturbide logro la unificación del país y sin más violencia consumar la Independencia de México, poniendo fin a 300 años de dominación Española y 11 años y 11 días de una guerra cruenta iniciada por el cura Miguel Hidalgo y Costilla.

La mañana del 27 de septiembre de 1821, El Ejercito Trigarante, criollos, indígenas, mulatos, negros, mestizos, comandados por Vicente Guerrero (comandante de la división del sur), Realistas e Insurgentes, salieron de Tacubaya, pasando por Chapultepec, incorporándose al camino de Tacuba, para entrar a la capital de México. Esta sería la primera ocasión que los soldados insurgentes entraron a la Capital, y lo hicieron de manera pacífica por lo que hoy en día es la avenida Madero; hasta el Zócalo, donde Juan O’Donojú, se encuentra esperándolos en el balcón principal del Palacio Nacional. Iturbide sube a este y después de darse un abrazo con Juan O’Donojú, hacen la proclama del fin de la guerra y del dominio español, dando paso al inicio de la vida independiente del país como imperio; juntos bajan y acuden a Catedral, a una misa de Tedeum para dar gracias por la independencia.

Nota: Al dia siguiente de este hecho, todos los involucrados van y firman el acta de independencia; un extraordinario documento de nuestra historia que desgraciadamente poco hemos tenido el placer de leer, ya que todos hablan de el, pero nadie nos insta a leerlo, cosa que recomiendo hacer para entender muchas más cosas que las aquí escritas.

DE LIBERTADOR A EMPERADOR.

En las semanas siguientes conforme se iba conociendo la noticia de la independencia en los pueblos, celebraciones y fiestas se iban dando por todo el país, se escribieron canciones para “EL LIBERTADOR”, y se le dieron apodos como: “EL NUEVO MOISÉS, EL RAYO DE JÚPITER, LA ANTORCHA LUMINOSA DE ANAHUAC, EL INMORTAL LIBERTADOR, EL HÉROE INVICTISIMO, Y EL LIBERTADOR DE LA NACIÓN”. Entre muchos otros.

Pero la realidad era que después de años de guerra, había que levantar al país desde sus cimientos, y mientras la corona española se daba el tiempo para decidir si enviaba a unos de sus herederos, el poder en el país quedo en manos de un grupo de hombres que se les denominaba “LA REGENCIA” y del cual Iturbide, era jefe, estos convocaron un congreso constituyente que a partir de marzo de 1822 crearían una constitución.

Tan solo dos semanas después, el 8 de octubre de 1821, mientras se encontraba en Ciudad de México, Juan O’Donojú murió de forma súbita a la edad de 59 años, diagnosticado de pleuresía, aunque también se dijo que pudo haber sido “Envenenado por Iturbide”, (según cuentan, insinuó el general, historiador y miembro del ejercito Trigarante. Carlos María de Bustamante). Fue sepultado con honores de virrey en la catedral de México.

Aunque O’Donojú firmó el tratado como representante legal de la Corona española aceptando la independencia de México, la corona rechazo la legitimidad de los tratados de Córdoba e independencia, al hacer esto, rechazaban también la petición de un heredero de los Borbón para el trono de México.

Dándose a conocer la noticia del rechazo, un sector del pueblo mexicano, comenzó a hacer manifiesto el deseo que fuera Iturbide mismo quien tomara el trono.

El propio Valentín Gómez Farías, le entrega una carta a Iturbide indicando que en unión de un gran número de diputados y por aclamación pública le ofrecen la corona de México; José Joaquín Fernández de Lizardi (el gran pensador Mexicano) decía “SI ITURBIDE NO ES CORONADO EMPERADOR… MALDITA SEA NUESTRA INDEPENDENCIA”.

Iturbide declara en un comunicado que su interés no es el de convertirse en Emperador, sino una vez consumada la independencia; aspiraba a retirarse a una vida tranquila, y confiaba que el congreso constituyente, encontraría a un monarca adecuado para el trono vacío.

Las fiestas por la independencia poco a poco se apagaban y el congreso en mayo de 1822 después de dos meses de sesionar, aun no tenía una resolución, no había creado ninguna constitución, no había creado ningún sistema judicial y menos, nombrar un Emperador para el trono de México.

El 18 de Mayo de 1822, una marcha que dio inicio en los cuarteles fue recorriendo las calles de la ciudad de México hasta la residencia de Agustín de Iturbide para pedirle que tomara posesión de la corona del Imperio de México.

“Eran las diez de la noche de aquel dia memorable me aclamo el pueblo y su guarnición; Emperador. “VIVA AGUSTIN I”. Fue el grito que me asombro, siendo la primera vez en mi vida que experimente esta clase de sensación, lo primero que se me vino a mi mente fue salir a MANIFESTAR mi REPUGNANCIA a admitir una corona cuya pesadumbre ya me oprimía demasiado, si no lo hice fue cediendo a los consejos de un amigo que se hallaba ahí conmigo, lo consideraran un desaire tuvo lugar a decirme, y el pueblo, es un monstruo cuando sintiéndose despreciado se irrita, haga usted este nuevo SACRIFICIO por el bien público, LA PATRIA PELIGRA, un momento de indecisión es un grito de muerte…”

Ante la presión de diversos estratos sociales, el congreso se vio obligado a sesionar a la mañana siguiente y votar, las personas se encontraban en las tribunas y todos hablaban al mismo tiempo, (definitivamente fue un error convocar al congreso esa mañana), el diputado de Durango, Vaca Ortiz apunto que el día de la sesión, para la votación, para coronar a Iturbide; habían en las gradas una muchedumbre, y que los diputados que estaban dudosos (no de votar a favor ya que casi todos estaban a favor de Iturbide), como el propio Dip. Vaca Ortiz, querían que se realizara una consulta en sus sectores, pero estos diputados estaban en cierta forma amenazados por la muchedumbre que llevaban cuchillos y navajas, los cuales, amenazados se vieron en la obligación de votar a favor de la coronación de Iturbide sin hacer la consulta deseada.

Cuando se acepta la coronación de Emperador, con el congreso reunido y por unanimidad de 106 votos que eran todos los diputados presentes, aceptan hacer emperador a Iturbide y hacer hereditaria a toda su dinastía; Iturbide presto juramento ante el congreso que lo nombro Agustín I Emperador Constitucional de México, su coronación se celebró el 21 de Julio de 1822.

El presidente del congreso Coronó a Iturbide, y después el mismo coronó a su esposa Ana Huarte, la ceremonia duró 5 horas y algunos historiadores como Carlos María de Bustamante y Lucas Alaman calificaron el hecho como una representación teatral que no contribuyo a mejorar la dignidad y autoridad del nuevo monarca, sino lo contrario, la menoscabo.

Nota: El país se encontraba tan pobre que la coronación se realizó con todo prestado, existen cartas donde el congreso pide prestado los candelabros que se usaron a la colegiata de Guadalupe, y las joyas de la corona son prestadas por el Monte de Piedad, desmontándolas y devolviéndolas al día siguiente de la coronación.

Agustín no ambicionaba asumir el trono, así lo expreso a Simón Bolívar, Libertador de las Américas y primer Presidente de La Gran Colombia… “… Cuán lejos estoy de considerar un bien lo que impone sobre mis hombros un peso que… me abruma. Carezco de la fuerza necesaria para sostener el trono, lo REPUGNE… y si CEDI fue para EVITAR males a mi PATRIA PROPIA, o sucumbir de nuevo a la antigua ESCLAVITUD, o a los horrores de la anarquía…”

CONGRESO CONSTITUYENTE VS. EMPERADOR.

Algunos meses después de la coronación, las fricciones entre el congreso y el Emperador eran muy evidentes, Agustín, se encontraba molesto ya que entendía que muchos diputados habían sido elegidos por su profesión y clase que por su sabiduría y habilidad, así como su falta de organización pues no conocían el número exacto de miembros que tenían ya que la parte centroamericana varios territorios ni siquiera podían pagar el coste de tener un representante en el congreso.

El congreso, a esas alturas sentía celos de la popularidad que Agustín había obtenido y criticaban que con la garantía de UNION en el plan de Iguala, servía para proteger a la aristocracia de España, en lugar de expulsarla del país como vario de ellos exigían.

El congreso se había formado en base al PLAN DE IGUALA y por ello, los diputados debían aceptar el plan en todos sus artículos, incluido el de aceptar al Emperador, Agustín por su parte, al aceptar la coronación, estaba obligado a reconocer la autoridad legislativa del congreso, desgraciadamente esta dependencia mutua, se había vuelto rivalidad, que poco a poco estaba terminando con el encanto que había dejado la independencia.

Desde 1810, en que inicio la guerra, el país poco a poco se fue sumiendo en deudas que se debían de pagar, se tenía que reactivar el comercio, la industria y el campo así como pagar los sueldos del ejercito trigarante, pero al inicio de la regencia se prometieron reducción de impuestos o la anulación de algunos de ellos, pero casi un año después de consumada la independencia, el congreso no operaba con normalidad, a sus sesiones apenas acudían los diputados, dificultando la creación de leyes nuevas o aprobación de iniciativas. El pueblo exigía soluciones pero el congreso se encargaba de retrasarlas provocando la constante critica del Emperador, que veía como los sueños de gloria para el país se desvanecían en un congreso que no quería acelerar el progreso, ocasionando roses cada vez más fuertes entre Emperador y Congreso, provocando a su vez que algunos diputados republicanos como lo fue Fray Servando Teresa de Mier, iniciaran una conspiración contra la Corona.

“Tuve DENUNCIAS repetidas de fuentes clandestinas sabidas por varios DIPUTADOS que tienen por objeto TRASTORNAR el gobierno jurado por TODA LA NACION, bien PENETRADOS se encontraban los FACCIOSOS que chocaban con la voluntad general y creyeron necesario propagar que yo, quería proclamarme MONARCA ABSOLUTO para tener un pretexto de SEDICION. Ni una sola razón expusieron que pudiese servir jamás de prueba a este cargo, la verdadera razón de LA CONDUCTA del CONGRESO, no es otra sino que esta MAQUINA se movía al impulso que les daban sus directores y estos, miraban con ODIO que YO hubiese hecho la independencia sin el AUXILIO de ellos, cuando quisieran que TODO se les DEBIESE…”

EN Agosto de 1822, gracias a un agente de Iturbide, se descubrió una conspiración dirigida por miembros del congreso, el plan era apresar a Iturbide, declarar nula su elección, argumentando que le había sido impuesta al congreso, y proclamar una república. Con esta información, el 26 de Agosto, Iturbide mando arrestar a todos los implicados en la conspiración; se aprendieron y encarcelaros a 66 personas entre ellos a varios diputados, jefes militares, clérigos y otros ciudadanos.

Iturbide aprovecho esta ocasión para alejar a sus más acérrimos enemigos y poner en marcha su plan para sacar adelante al país, el primer paso sería la disolución del congreso constituyente, haciéndolo así el 31 de Octubre de 1822, el ministro de guerra, General Soto Riva, interrumpe la sesión de ese dia y amenaza que si el congreso constitucional no se disolvía por si solo en diez minutos él y sus hombres, lo disolvería por la fuerza.

Nota: La disolución del congreso por parte de Iturbide es por una sola razón: ERA UN CONGRESO CONSTITUYENTE, y los congresos constituyentes tienen una sola misión… CREAR UNA CONSTITUCION; pero el error al crear este congreso fue que se le dieron las funciones de un CONGRESO ORDINARIO; durante el año en funciones que tuvo, no vieron un solo artículo de la constitución del Imperio, NI UN SOLO ARTICULO O PROYECTO CONSTITUCIONAL QUE RIGUIERA LAS LEYES DE LA NACIENTE REPUBLICA IMPERIAL MEXICANA. En cambio ese tiempo lo dedicaron a pedir aumentos y pensiones para sí mismos; a crear instituciones, es decir: a gobernar cuando la función de ellos no era esa, era solamente dar forma a la CARTA MAGNA DEL PAIS. Otro detalle y graso error es que al ser constituidos como congreso constituyente, lo primero que hacen es decir a viva voz: “LA SOBERANIA DEL IMPERIO, RESIDE EN MI, lo cual en cualquier tiempo y lugar es totalmente ANTICONSTITUCIONAL.

ABDICACION DE AGUSTIN I Y CAIDA DEL IMPERIO MEXICANO.

Después de la disolución del congreso, Iturbide, dio forma a una JUNTA NACIONAL INSTITUYENTE, conformada por 45 diputados, todos ellos elegidos por sus respectivas provincias, dicha junta tendría la labor de delinear los artículos de una constitución y un poder judicial que serían adoptados por un nuevo congreso; esta junta también por indicación de Iturbide, trazo un plan para rescatar la economía de México, plan que se completó en Diciembre, el nuevo plan financiero tenía varias etapas y a mediano plazo esperaba dar al país una sólida y fructífera economía, pero al respaldar el plan económico traicionaba una de las cosas que había prometido con la independencia… la baja de impuestos ya que aprobó una fuerte alza en ellos llegando hasta un 40% en el impuesto en el valor de la propiedad, por consiguiente estas medidas generaron descontento en la población, aunque hay que decir que este plan se desechó un poco después al terminar el imperio de Iturbide que por sacar avante al país llego a extremos (como rogar, pedir prestado y hasta robar), que lo llevaron a tener problemas con la clase propietaria y el emperador.

En medio de la turbulencia del imperio, surgieron dos logias masónicas, la del rito de York y la Escocesa, dentro del Rito Escoces, existían la mayoría españoles o criollos que eran Borbonistas, es decir no se resignaba que el trono se perdiera para los Borbón; en cambio los del Rito de York, se inclinaban más hacia un gobierno Republicano, pero estas Logias compartían un sentimiento en común; estar en contra de Iturbide y el imperio. En ellas participaban militares de alto rango, hombres cercanos al Emperador, como lo eran: Pedro Celestino Negrete, Antonio Echávarri, Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria y Vicente Guerrero.

Otro dato interesante es que los Estados Unidos que ayudaron a el inicio de la guerra civil que significo para México primero, la perdida de los territorios centroamericanos, y posteriormente la perdida de la mitad del territorio en el norte, lo que para el apetito expansionista de ellos, un Imperio como el Mexicano de Iturbide; era un estorbo. Entonces los Estados Unidos a través de Joel Roberts Poinsett (primer ministro de los EEUU en México) comienzan a azuzar las pasiones y las envidias entre los mexicanos (cosa que era fácil en ese momento),

Nota: Esto era algo que Iturbide lo previo desde antes cuando escribió el Plan de Iguala, siendo por esto que debió haber rechazado la corona al ser ofrecida a él, o haberla diferido a alguno de los otros caudillos de peso o haberla pospuesto, aunado a esto se encontraban las logias Masónicas que tenían la meta de tumbarlo del trono. Este coctel mezclado con la falta de dinero en las arcas de la nación…

En medio de todo, la gota que derramo el vaso se dio a finales de 1822, autorizado por al junta Instituyente, Iturbide embarga $1,300,000 pesos, dinero de comerciantes españoles que habían abandonado el país y que sus capitales se habían retenido mientras se embarcaban en el puerto de Veracruz; cuentan algunos historiadores que el embargo fue el golpe mortal al prestigio de Iturbide, utilizando esta acción sus enemigos como prueba de su duplicidad, insistiendo en que esto era una violación a la tercera garantía del Plan de Iguala.

En Diciembre de 1822, el Jefe Militar y Político Veracruzano Antonio López de Santa Anna y el General Guadalupe Victoria, encabezan un alzamiento en contra de Iturbide, hay que hacer ver que ambos no tuvieron la capacidad para salir del puerto de Veracruz, así que lo que hacen es que provocan que el Imperio gaste los pocos recursos que tiene en ir a sofocarlos al puerto de Veracruz, en el pensamiento que: “si nosotros no ganamos fuera del puerto, las fuerzas imperiales no lo harán en el mismo”, evitando que éstas entren en el puerto que en esos tiempos era una verdadera fortaleza.

En Enero de 1823, en el sur del país, Vicente Guerrero y Nicolás Bravo, los últimos Insurgentes de la independencia, se levantan en armas contra el Imperio, argumentando que el congreso había sido obligado a coronarlo, exigiendo también la restitución del congreso constituyente; Iturbide envió elementos a controlar estos movimientos de la manera menos violenta posible.

En un fuego cruzado en Almolonga, Vicente Guerrero fue herido y se le dio por muerto, pero se escondió en un pozo y tardo meses en recuperarse y aparecer de nuevo, en Veracruz, Santa Anna, fue barrido por el ejercito Imperial…

El General Echavarri y el coronel Cortázar, mandaban fuertes Divisiones, Pudieron tomar la plaza de Veracruz sin resistencia e interponiéndose entre el puerto y Santa Anna pudieron aprenderlo con el resto de caballería que pudiera juntar o reunir después de su derrota, pero nada hicieron…

Existe un determinado momento de Enero de 1823, en que el general Echavarri tiene conocimiento que Iturbide lo va a destituir, por lo que el, decide proclamar un plan, que es EL ACTA DE CASA MATA, durante el mes de sitio a Santa Anna es que escribió el plan de casa mata, el cual pedía la instauración de un congreso, pero no la reinstalación del antiguo, también exigía que de ninguna manera se atentara contra el Emperador. Santa Anna vio en el plan su salvación adhiriéndose a este, contradiciendo sus propios ideales que motivaron su alzamiento previo.

El Plan de Casa Mata, en su décimo artículo de los once que lo constituían, proclamaba que la diputación de Veracruz podía tomar control administrativo de la provincia y de esta manera, Veracruz, pudo abolir los prestamos forzados e impuestos especiales que había establecido la reforma económica de Lorenzo de Zavala.

Nota: al darse a conocer el plan de Casa mata, las demás provincias vieron en ese artículo la posibilidad de tomar poderes de gobierno de sus respectivas provincias, adhiriéndose al mismo las provincias de Chiapas, Puebla, Veracruz, Verapaz, Guatemala, Oaxaca, Nuevo Santander, Sonora, Valladolid, etc. Se unieron, no tanto en la intención de derrocar a Iturbide; sino en la intención de obtener auto gobierno cada una de las provincias, que dicho sea de paso estas diputaciones provinciales con el tiempo se convertirían en los congresos estatales.

El 4 de Marzo de 1823, Iturbide reestableció el antiguo congreso ya que el crear uno nuevo llevaría demasiado tiempo y en su mente llevaba el pensamiento de abdicar al trono, pues como trabajar con un congreso que estaba constituido por sus enemigos declarados, siendo el 19 de Marzo que envía al congreso su declaración escrita en donde abdica al trono de México, pero al no haber quorum suficiente ese día, fue leída hasta el día siguiente, haciendo el congreso una humillante declaración hacia Iturbide al decir que su coronación no había sido valida, por lo que su renuncia tampoco lo era.

Unos días mas tarde, el Emperador caído, envio al congreso una carta de despedida:

“Abdique a la corona expresando que si esta era origen de disensiones, no quería lo que embarazase la felicidad de los pueblos, me expatriare, saliendo de esta América y fijando mi residencia y la de mi familia, en un país extraño donde distante de México, no se presumiese jamás mi influencia sobre la marcha que siga esta gran sociedad, Amo la patria donde he nacido y creo que dejare a mis hijos el nombre más sólidamente glorioso sacrificándome por ella que mandando los pueblos desde la altura peligrosa del trono.”

AGISTIN DE ITURBIDE, TACUBAYA, 22 DE MARZO DE 1823.

Nota: Hay que reconocerlo, Agustín I de Iturbide; FUE un mal gobernante. El imperio se DERRUMBA, porque el mismo Emperador ABDICA, y abdica porque en su CONCIENCIA y CORAZÓN, el no desea, NO QUIERE LA GUERRA CIVIL, eso lo tiene muy claro porque el, cómo MILITAR tenía todo el PODER, el PRESTIGIO, el pueblo lo adoraba, las tropas lo seguían, muchos de los gobernadores lo respetaban, en ese momento el Imperio aun TENIA el suficiente PODER para enfrentar a los CONJURADOS de Casa Mata; hubiera podido con ellos, hubiera podido maniobrar tropas para COMBATIRLOS, pero en su MENTE y en su CORAZÓN, estaba el PENSAMIENTO de: “yo CONSEGUÍ una INDEPENDENCIA que no COSTO SANGRE, ahora mi PRESENCIA en el trono, NO va a COSTAR SANGRE, prefiero ABDICAR”, así lo dijo y así lo hizo: abdico e IMPIDIÓ que hubiera una NUEVA GUERRA CIVIL; al menos, no en su nombre. Y debemos entender algo que en su momento NO entendieron los libertadores. No es lo mismo LIBERAR un país que GOBERNAR un país, TODOS los libertadores de américa que gobernaron terminaron MAL, Simón Bolívar dijo muy decepcionado que “FUE COMO ARAR EN EL MAR”, todos sus enemigos se le echaron encima y de dictador no lo soltaron, José de San Martín, tuvo que Salir exiliado, Páez, O’Higgins, y todos los demás libertadores, ninguno pudo gobernar, todos fracasaron en las nacientes Patrias de la América Española.

EXILIO, DESPRESTIGIO Y TRAICIÓN.

Así, escoltado por Nicolás Bravo y más de quinientos hombres, Iturbide y su familia salieron rumbo a Veracruz, usando Rutas alternas, evitando pasar por las poblaciones porque por donde pasaban comunidades enteras se acercaban a verlos pasar mientras unos vitoreaban efusivamente su nombre y otros lloraban su partida, el 11 de Mayo de 1823, Iturbide se despedía de sus padres y hermanos a quienes jamás volvería a ver; así partió acompañado de su esposa y de sus seis hijos, zarpo de Veracruz rumbo a la ciudad de Liorna, en Italia, porque al ser un revolucionario, no puede ir a alguna ciudad o país donde se encuentren los Borbón.

Mientras en México, ante el descontento general por el destierro de Iturbide, el nuevo Gobierno, se encargó de acabar con su buena imagen apenas partió del país. Historiadores como Carlos María de Bustamante, lo tacharon de corrupto, tirano, conspirador y Borbonista; a la vez que se publicaron infinidad de panfletos donde se desacreditaban los logros de Iturbide; la prensa que dos años atrás lo había alabado, ahora lo llamaba injusto traidor, Calígula, caníbal y el nuevo tirano.

Los tratados de Córdoba y el plan de Iguala, fueron anulados y para que el pedestal de héroe de la independencia no quedara vacío, se enaltecieron los logros de Nicolás Bravo, Vicente Guerrero y Guadalupe Victoria entre otros.

Nota: Vicente Guerrero, fue quien unió sus fuerzas con las de Iturbide, formando el EJERCITO TRIGARANTE, incluso desplego un manifiesto, diciendo que REPUGNABA EL PLAN DE IGUALA, aunque en su momento, LO VIO como el único modo de LOGRAR la emancipación. Gobierno, prensa, ejercito y todos los sectores de poder en el pais, se CONFABULARON para DESPRESTIGIAR a Iturbide.

El congreso, dictamino el término de la guerra de independencia en 1823, y no en 1821, la celebración y colocando como fecha el 16 de Septiembre, fecha en que el Cura Miguel Hidalgo dio el grito en Dolores, provocando que el 27 de Septiembre de 1821, poco a poco fuera cayendo en el olvido. En el exilio, Agustín de Iturbide, solo se enteraba de algunas de estas cosas, mientras escribia sus memorias.

“Mi mayor SACRIFICIO ha sido dejar una patria que me es tan cara, mi padre idolatrado, cuya edad octogenaria no me permitió traer conmigo, una hermana cuya memoria no puedo recordar sin dolor, amigos y deudos, compañeros de la infancia y de la juventud, cuya sociedad formaron tiempos más felices en los mejores días de mi vida, Mexicanos este escrito llegara a Vosotros, mi principal objeto es demostrar que el mejor de vuestros amigos JAMAS desmereció el AFECTO y la CONFIANZA que le prodigasteis, mi GRATITUD terminara con mi existencia. Cuando instruyáis a vuestros hijos la HISTORIA de la PATRIA, inspirarles AMOR por el PRIMER EJERCITO TRIGARANTE; y si alguna vez los míos NECESITAN de vuestra PROTECCION, RECORDAD que su padre empleo el mejor tiempo de SU VIDA, en trabajar para que fuerais dichosos; Recibid mi último adiós.”

Casa de campo en las inmediaciones de Liorna, a 27 de Septiembre de 1823. Agustín de Iturbide.

MUERTE EN LOS IDEALES DE LIBERTAD

A los 40 años, aún seguía ambicionando sus sueños de libertad para México; por ello volveria una vez más a su patria, para defenderla del enemigo que de nuevo amenazaba la independencia hacia tan poco conquistada, aunque tuviera que morir en el intento.

Exiliado en Liorna, es llamado por el Duque de Florencia para decirle que tiene que salir de ahí, ya que las presiones de España están muy fuertes y no se puede garantizar su seguridad ahí, por lo que Iturbide y su familia tienen que hacer un periplo entre problemas para poder llegar a Londres, porque casi en cualquier lado los agentes del Rey de España lo pueden detener y ser juzgado como traidor en España.

A finales de 1823, llega a oídos de Iturbide que la Santa Alianza (Austria, Rusia y Prusia), planeaba reconquistar el territorio de México para España.

Nota: Existe un documento escrito en Londres antes de embarcarse, donde explica que está dispuesto a volver a México independientemente del tipo de gobierno que exista, es decir que el no apuesta por la Monarquía, ni quiere regresar como Emperador, solo quiere defender lo que logro con la independencia y colocar su espada al servicio de México, así sea Republica.

En ese momento, en México, se sentía temor por varias conspiraciones que buscaban el regreso de la monarquía y de Iturbide al trono, este temor creció cuando se supo que Iturbide había salido de Italia, antes de salir de Londres Iturbide escribe al congreso, y les expresa el peligro que se cierne sobre la nación y que el, viene a ponerse al servicio de la Patria, el congreso recibe el correo e inmediatamente después dictan el siguiente Decreto:

“EL SOBERANO CONGRESO GENERAL CONSTITUYENTE, SE HA SABIDO DECRETAR LO SIGUIENTE:

SE DECLARA TRAIDOR Y FUERA DE LA LEY, A DON AGUSTIN DE ITURBIDE, SIEMPRE QUE BAJO CUALQUIER TITULO SE PRESENTE EN CUALQUIER PUNTO DE NUESTRO TERRITORIO, EN ESTE CASO QUEDA POR EL MISMO HECHO DECLARADO ENEMIGO PUBLICO DEL ESTADO”

El 28 de Abril de 1824, el Congreso Nacional decreto que Agustín de Iturbide, recibiría pena de Muerte, si volvía a poner un pie en suelo Mexicano, Agustín, zarpando menos de dos semanas después de esta fecha, no se enteró de este decreto en su contra hasta que era demasiado tarde.

Nota: Este decreto en realidad fue una verdadera canallada del congreso, auspiciado por muchos de los personajes que combatieron con Iturbide en el fin de la guerra de Independencia, los cuales poco después tuvieron mucha relevancia en la historia de México. No considero un traidor a México a quien le dio Libertad, tal vez si fue un mal político con ambiciones como todos los demás en esa época y otras posteriores.

En junio, el buque “SPRING”, llego al puerto de Soto las Marina, en la provincia de Santander, actual estado de Tamaulipas, un comerciante reconoció a Iturbide por su forma de cabalgar y es aprendido por Felipe de La Garza (a quien Agustín había perdonado por la sublevación al imperio y que no le hizo nada por el hecho), y después de detenerlo, lo lleva el pueblo de Padilla donde estaba la sede del congreso de la provincia de Santander.

Curiosamente en el pueblo de Padilla se encontraba reunido el congreso y el gobernador de la provincia, y es en ese momento que Iturbide conoce el decreto en su contra, alegando que era una injusticia, es deber decir que no tuvo un juicio y menos un abogado, tampoco ningún Juez o Jurado quiso escuchar su declaración.

DESHONOR A LA MEMORIA DEL VERDADERO LIBERTADOR DE MEXICO.

El día 19 de julio de 1824, actuando como poder judicial y militar, el congreso local lo condeno a morir fusilado.

Nota: Iturbide es detenido a tan solo horas de haberse desembarcado, hecho prisionero es llevado a Padilla (hoy, Padilla no existe, esta bajo las aguas de la presa que curiosamente el expresidente Luis Echeverría Alvarez mando construir ahí, y dio el nombre de VICENTE GUERRERO, como si quisiera borrar todo vestigio de Iturbide y la relación con el pueblo de Padilla).

En 1838, bajo la presidencia de Anastasio Bustamante, los restos mortales de Iturbide fueron trasladados a la Ciudad de México y se inhumaron con honores en la Capilla de San Felipe de Jesús en la catedral Metropolitana, donde permanecen hasta ahora, exhibidos en una urna de cristal.

Su nombre, asociado con la bandera nacional, se conservó durante mucho tiempo en una estrofa de la letra original del Himno Nacional de México, escrito en 1854, la cual se suprimió en 1943.

Paradójicamente, el sable que utilizó Iturbide durante el desfile de entrada del Ejército Trigarante en la Ciudad de México se colocó en el salón del Congreso junto con los nombres escritos en letras de oro de los insurgentes a quienes había combatido.

LA VIDA DE AGUSTIN DE ITURBIDE, FUE APAGADA CON UNA SOLA DESCARGA DE FUSILES, PERO TENDRIAN QUE PASAR MUCHOS AÑOS PARA QUE SE APAGARA EL BRILLO DE SU NOMBRE Y LOGROS, ACTO COBARDE REALIZADO POR LA HISTORIA NACIONAL QUE LO SUMIO EN EL OLVIDO Y EN LA OBSCURIDAD.

Bibliografia y referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Agustín_de_Iturbide

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/i/iturbide.htm

https://www.mexicodesconocido.com.mx/agustin-de-iturbide-1783-1824.html

enp4.unam.mx/amc/libro_munioz…/lec05_evoluciondelterritoriomexicano1.pdf
http://es.althistory.wikia.com/wiki/Primer_Imperio_Mexicano_(M%C3%A9xico_como_potencia)

https://www.historiademexico.info/2018/03/primer-imperio-mexicano.html

https://revistas.ucm.es/index.php/RCHA/article/viewFile/RCHA0707110035A/28475

EL IMPERIO MEXICANO Y EL REINO DE GUATEMALA, Mario Vázquez Olivera

https://es.scribd.com/document/…/ENSAYO-EL-PRIMER-IMPERIO-EN-MEXICO

https://doctrina.vlex.com.mx › México y sus constituciones

Primer Imperio Mexicano. Consultado de es.wikipedia.org

Bautista, Oscar Diego (2003): Deuda externa en la historia de México (PDF). Recuperado de ri.uaemex.mx

“Agustín de Iturbide”. Consultado de bicentenario.gob.mx.

Constitución española de 1812. Consultado de es.wikipedia.org

Levantamiento Iturbidista de Pío Marcha. Consultado de es.wikipedia.org

Arcila Farías, Eduardo. El siglo ilustrado en América. Reformas económicas del siglo XVIII en Nueva España. Consultado de catalogue.nla.gov.au

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405…

https://acervo.sre.gob.mx/images/libros/ahdm_24.pdf

https://www.historia-mexico.info/2013/04/primera-republica-federal-de-mexico.html

http://www.historiadelnuevomundo.com/index.php/2017/06/el-plan-de-iguala/

data.cervantesvirtual.com/person/36652

http://www.diputados.gob.mx/sedia/biblio/virtual/bicentena/…/03_BC_imp_rep_fed.pdf

4 comentarios en “Agustín de Iturbide, Libertador y Emperador de México.”

  1. Excelente trabajo de recopilación histórica que me ha permitido conocer una faceta que como apasionado de la historia latinoamericana no conocía (confieso mi ignorancia). Precisas y muy acertadas las notas del autor que ponen en su “justa medida” la valoración y las consecuencias de tales hechos…
    Es la repetición de lo sucedido en muchas de las “nuevas” naciones después de su independencia de la corona española; aquí en Venezuela le sucedió algo muy parecido a Simón Bolívar (como lo dice DanShaggy), quién si no fue fusilado físicamente si lo hicieron moralmente y lo condujeron al sepulcro de manera implacable.
    Gloria al Prócer y mártir Don Agustín de Iturbide, a quién debemos darle su justo sitial en la historia.
    Gracias (póstumas) al maestro Daniel Alvarez Benítez -Danshaggy- por su excelente trabajo y por dejar su huella en pro de la verdad histórica y de los verdaderos héroes de nuestra historia…
    Gracias Maestro Garmín.
    Un abrazo de Luz para Andra, a quién pido lo comparta con Garmín.
    Namasté.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s